China desafía a EEUU lanzando el 'petroyuan'

  • China ha pasado a ser el principa importador de petróleo del mundo. Con el objeto de fortalecer esta posición ha decidido abrir una bolsa para firmar contratos petrolíferos en yuanes y establecer un índice de referencia de precios en Shanghai. El plan prevé además que los principales exportadores a China de crudo puedan cobrarse en yuanes convertibles en oro o incluso en oro directamente, sin necesidad de usar dólares.

     

    China lanzó su primer contrato de futuros de petróleo, parte de los esfuerzos del mayor consumidor de crudo del mundo para ganar mayor poder sobre la fijación de precios, en un desafío a los referentes de Estados Unidos y Europa.

     

    Los futuros denominados en yuanes, largamente esperados, se comercializaban en la bolsa internacional de energía de Shanghái en 427,90 yuanes (US$67,78) por barril para entrega en septiembre a las 02:13 de la tarde hora local, con cerca de 18.540 unidades negociadas. Los contratos, que están abiertos a inversores extranjeros, ponen fin a años de retrasos y fracasos desde el primer intento de China por ofrecer estos instrumentos en 1993.

     

    Los contratos a septiembre de los dos referentes denominados en dólares, el Brent en Londres y el West Texas Intermediate (WTI) en Nueva York, se comercializaban en US$68,29 y US$64, respectivamente.

     

    El deseo de China de abrir su mercado a la comercialización de futuros ha crecido junto con el aumento de sus importaciones de petróleo. El año pasado el país asiático superó a Estados Unidos como el mayor comprador de crudo del mundo. Los contratos no solo ayudarían a China a ganar mayor control en la fijación de precios, en detrimento de los dos referentes internacionales, sino que los valores denominados en yuanes también podrían impulsar el uso de esta moneda en el mercado internacional, un objetivo clave de la mayor economía asiática.

     

    “China ha usado este contrato de una forma innovadora, para llenar el vacío de una voz que representa a los compradores en Asia”, afirmó Li Li, analista de la consultora de investigación de materias primas ICIS-China, con seden Shanghái. “Con este lanzamiento, el mercado pondrá más atención a la demanda de China”.

     

    Los futuros para las entregas en septiembre abrieron en 440 yuanes el barril, por encima de los 416 yuanes del precio de referencia. La bolsa dijo que empresas extranjeras, incluidas Glencore Plc y Trafigura Group, participaron en el estreno de los contratos a través de corredores.

     

    La autorización a inversores extranjeros para comercializar los futuros directamente es una novedad en el mercado de materias primas chino. Para atraer mayor participación, China planea eliminar los impuestos a los ingresos para individuos e instituciones en el extranjero. Hasta la semana pasada, 19 corredores de bolsa extranjeros se habían registrado para comercializar los contratos, afirmó la bolsa.

     

    China espera establecer un referente para las transacciones mundiales de petróleo pero hay dudas sobre si logrará su objetivo.

     

    Los escépticos argumentan que existen varios obstáculos como los controles de capital, riesgos regulatorios y la intervención de las autoridades en otros activos, que han hecho a los inversores cínicos acerca de la posibilidad de que los futuros emitidos en Shanghái se conviertan en un instrumento para establecer el precio a nivel regional. Obstáculos similares han restringido el rol de los inversores extranjeros en el gigantesco mercado bursátil y de bonos chinos. Futuros de petróleo que fueron puestos a prueba en Singapur y Japón han perdido relevancia debido a la escasa liquidez.

     

    Pero también están los optimistas, como el administrador de fondos de cobertura Adam Levinson, quien asegura que un “petro-yuan” será un “hecho relevante” en el mercado y aumentará el uso de la moneda china en contratos comerciales.

     

    Este precio en yuanes permitirá a los exportadores de petróleo, como Rusia, Irán y Venezuela, evitar las sanciones norteamericanas al vender su petróleo en la moneda china.

     

    En septiembre, Venezuela eliminó el dólar en sus tratos petrolíferos. Caracas ha ordenado a los comerciantes del petróleo que conviertan estos contratos en euros y no utilicen más dólares. La medida siguió a la aprobación de sanciones norteamericanas contra el país.

     

    Rusia y China han comenzado también a comerciar entre sí con sus propias monedas tras las sanciones impuestas por EEUU en 2014. Se trata, pues, de instaurar una enorme zona de intercambios en monedas de reserva alternativas y de apartar totalmente el dólar norteamericano. La decisión sigue a la inauguración por Pekín del Sistema de Pagos Interbancario Transfronterizo (CIPS), como alternativa al SWIFT Code, radicado en Bruselas y que es utilizado virtualmente por las transacciones bancarias mundiales.

     

    La creación del CIPS fue el fruto de una valoración realizada por Rusia y China en 2012, cuando Washington intentó presionar al SWIFT para que bloqueara las transacciones financieras de los bancos iraníes. De este modo, la creación del CIPS significa que en el caso de que EEUU quisiera sancionar a China, las transacciones internacionales a través del CIPS funcionarían como un mecanismo que permitiría contornear las sanciones.

     

    Por su parte, el Banco Central de Rusia decidió en marzo pasado lanzar su primera venta de obligaciones del Estado valorizada en yuanes. Moscú señaló que esto forma parte de una estrategia a largo plazo para dejar de emplear el dólar como principal moneda en sus intercambios internacionales y hacer avanzar, junto con China, lo que podría llamarse un sistema de intercambios post-Bretton Woods.

     

    En sus cumbres desde el inicio de la década de 2000 los países del BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) han decidido concentrarse también en los intercambios de oro físico.

     

    De este modo, China, Rusia e Irán están a punto de convertir en caduca el arma suprema estadounidense: las sanciones.

     

    El Espectador

     

    Vídeos: